Formulario de contacto 1
5 diciembre, 2017
ENSAYO SOBRE EL ARTE POÉTICO (1º parte)
19 diciembre, 2017
Mostrar todo

LIBRO: ILUMINACIÓN

PRIMER LIBRO PUBLICADO

 

Título : ILUMINACIÓN

Autor : Victorino – Ángel Miguelez Copete

Edita :  Victorino – Ángel Miguelez Copete

 

ISBN : 978-84-615-8870-1

Depósito Legal: MU-432-2012

 

Maquetación : Victorino-Ángel Miguelez Copete / E – Digital

 

Impreso en España

 

PRÓLOGO DEL AUTOR:

 

Cuando sentí la verdadera necesidad de alumbrar las vivencias emocionales  que había dentro de mí para expresar la belleza que, a diario, contemplaba, y que tantas veces pasaba desapercibida, decidí  abordar mi primera publicación. En ese mismo instante de emoción, afloró un pensamiento —como si de repente la luz entrara en un cuarto oscuro e iluminase el camino que iban a recorrer esas poesías que, con vida propia, se agolpaban ansiosas, como estrellas radiantes que quisieran alumbrar el universo— que explicaría el sentido a mi  urgente publicación: “cuando amanece el sol sale para todos”.

La publicación de este primer libro de poesías fue  para mí como ese radiante amanecer largo tiempo esperado y profundamente anhelado, que colmó, hondamente, todos mis esfuerzos por conseguir que, algún día, la poesía sea un lenguaje universal, capaz de unir a los hombres en sus sentimientos más nobles.

Haber salido del anonimato poético en la fase adulta de mi vida, no debe interpretarse como sinónimo de una vocación tardía. Ya, durante mi adolescencia, sentía muy a menudo la necesidad de tomar entre los dedos la pluma y quitarle esa virginidad al papel que lucía de un blanco casi litúrgico. Desde entonces, hasta hoy, de una manera sosegada y tranquila,  han ido viendo la luz estas y otras criaturas poéticas concebidas en la intimidad de tantas y tantas horas de intenso placer creativo.

Recuerdo cuando era niño, aquel método de aprendizaje infantil, puramente descriptivo y adornado con hermosos adjetivos, donde pude advertir un cierto lirismo cargado de auténtico valor poético. De esta forma fue como descubrí, muy tempranamente, la poesía, recitando, más que leyendo, unos textos que me enseñaron a captar una visión más sublime y más atractiva de la realidad: unas sensaciones ideales que, poco a poco, fueron creciendo en intensidad y como brotes de semilla fértil se convirtieron en el fermento de mis primeros trazos líricos.

Nunca podré olvidar, cuando siendo joven rompía las primaveras en el campo fértil del amor, aquel primer poema con el que inicié, definitivamente, la andadura poética; fue algo natural y espontáneo, que llegó en silencio, sin avisar, como irrumpe sigiloso el primer beso enamorado, y me sentí feliz ante la presencia de aquellos acordes líricos que presagiaban el preludio poético de una sinfonía feraz. Dicha  poesía que, además, abre el presente poemario “ILUMINACIÓN”, se titula “PALABRAS DE AMOR” (Oda primera) y dice así:

 

No hay nada tan bello

como un claro amanecer,

ni tan monótono

como  el paso silente de los días;

al  final solo queda

el calor de las palabras,

cuando nacen de los impulsos

más nobles del corazón.

 

Pasados los años, después de alumbrar multitud de poesías, ésta, sigue ocupando un lugar preferente, y de la que nunca me he olvidado. Un poema que, en aquel preciso instante de su irrupción, tuve la dicha de compartir con la persona que, hoy, sigue fielmente a mi lado, sujetando con destreza y sosegada beatitud los bríos de mis crines aladas y siendo testigo reservado de toda mi obra poética posterior. Ella supo entenderla y, con el silencio que la caracteriza, la acogió y la hizo suya, como, también, lo fui yo desde el momento que juntos respiramos el mismo aire y quedamos, felizmente, atados por las flechas de Cupido.

Esta  incipiente composición poética destila un sabor característico que impregna el ambiente de un valor presencial humano, y que va a estar presente en toda la obra. El hombre es sin lugar a dudas, un ser racional que siente y padece bajo esa coraza de barro que inexorablemente desgasta el tiempo y que aspira a ser feliz: felicidad que solo podrá alcanzar cuando descubra el placer que irradia la belleza que le rodea.

Las poesías que encierra este primer libro, como el resto que pide paso dentro de la obra que queda por publicar con el título genérico de “LO MÁS ÍNTIMO DEL ALMA”, son composiciones de vivencias tomadas  de la vida cotidiana de las personas y de su mundo interior. De versificación concisa, están expresadas en un lenguaje sencillo y claro de entender que amenice su lectura; resultan fáciles de interpretar y captar los edificantes mensajes que, las mismas, encierran. Se trata de este modo de conseguir que el lector se identifique de inmediato con el sentido íntimo de sus versos y descubra el pálpito de otra vida más fecunda y sublime.

Esta forma compositiva de orientar la poesía de “ILUMINACIÓN”, sirve para que el lector encuentre menos trabas en la comprensión de los poemas y, de ese modo, facilitar el encuentro con ese mundo poético; despertar su avidez y conseguir que el lector se enamore, vivamente, del Arte de la Poesía.

Para cerrar este comentario, otras dos poesías para que disfruten los amantes de la belleza.

 

         D E L I R I O                                                       M A R     D E   A M O R E S

 

Por los almendros en flor,                                        El mar templa sus aguas

una mariposa blanca                                                  mirando la luna clara,

sintió celos de su color,                                              y un rayo de luz borda

y se posó entre sus ramas                                          borda en su manto

a libar toda la miel                                                      toda la noche estrellada.

que tienen sus flores aladas.

 

Tan solo el brillar de la luna                                      No todo es oscuro en seno

sus pétalos iluminaba,                                                 y no todo es frío en sus aguas:

queriendo dormir, no pudo,                                       el mar también se duerme

y el delirio rebosó hasta el alba.                                 sobre estelas plateadas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *